No todos estamos acostumbrados a trabajar desde casa y esto, más allá de una ventaja, puede significar un problema, sobre todo para los que tienen niños. Sin embargo, a veces hay situaciones fuera de nuestro control que nos obligan a cambiar nuestra rutina y es normal que nos sintamos agobiados por no saber cómo organizar estos nuevos hábitos, aunque sólo sean temporales.

Antes que nada, hay que recordar que una buena actitud es la llave para que todo lo demás fluya con armonía. Si nos predisponemos a que trabajar desde casa va a ser un problema, no lo dudes, lo será. En cambio, si nos enfocamos en los beneficios, los resultados serán satisfactorios.

BENEFICIOS DE TRABAJAR DESDE CASA

  • Puedes gestionar tus horarios, incluso trabajar en un esquema de horarios flexibles. Puede que lo tuyo sea levantarte muy temprano y trabajar por la mañana, habrá quien encuentre mejores condiciones por la tarde cuando los niños están haciendo sus deberes. La idea es que puedes ajustarlos a tu modo.
  • Evitas los atascos. No tener que ir a la oficina es no tener que subirte al coche y quedarte atrapad@ en el tráfico, lo que se traduce en horas ganadas de tu día.
  • Más tiempo con tu familia, y con eso no nos referimos a que dejes de trabajar y te pongas a vigilar que los niños hagan sus deberes, sino que gran parte del tiempo que pasas en la oficina, como la comida, por ejemplo, ahora puedes aprovecharlo para pasarlo en casa.
  • Te olvidas de la etiqueta. Si bien no te voy a recomendar que trabajes en pijama, de hecho, eso no los recomiendo, sí es verdad que puedes aligerar un poco la rigidez del vestuario, ponerte ropa cómoda y trabajar a tu aire. Para quienes usan uniforme, esto puede significar un verdadero descanso.

CÓMO ORGANIZARTE PARA TRABAJAR EN CASA

Hay tres puntos clave para que el teletrabajo sea un éxito: organización, planificación y disciplina, juntos te ayudarán a llevar a cabo tu trabajo sin hacer horas extra y compaginar tu vida personal con la laboral a tal grado que puedas disfrutar de ambas cosas sin estrés.

COMUNICACIÓN FAMILIAR

Si es la primera vez que lo haces te recomiendo platicar con tu familia y explicarles las nuevas reglas, decirles que estarás en casa, pero eso no significa que pueden interrumpirte cuando quieran o que pueden pedirte que les hagas un cola-cao a la mitad de una reunión.

ESTABLECE HORARIOS

Pueden ser los que ya tienes establecidos por orden laboral o puedes organizar los tuyos, esto es muy importante para que no pases tiempo de más trabajando y para que puedas organizar el tiempo en familia. Si hay niños en casa, puedes asignar tareas para que todos tengan una actividad mientras estés trabajando. Muy importante respectar el tiempo para comer, convivir y descansar.

ASIGNA UN ESPACIO DE TRABAJO

Si no cuentas con una oficina en casa, es probable que tengas que adaptar un espacio. Si es más de una persona la que estará trabajando encasa, puedes habilitar un espacio de coworking. Es muy importante que el espacio que elijas sea exclusivo para eso, para trabajar, nada de comida, cosas del bebé, juguetes o la ropa de la lavandería. Debe ser un espacio profesional.

PLANIFICA CADA DÍA O LA SEMANA

De este modo puedes organizar todas tus actividades sin descuidar alguna. Realiza esta actividad en familia para que todos tengas claros sus horarios y sus actividades, sin que nada se salga de control.

UTILIZA SISTEMAS Y HERRAMIENTAS DE ORGANIZACIÓN

Utiliza una pizarra, agendas, recordatorios, calendarios online; lo que sea que te ayude a mantener claras tus prioridades, tareas y pendientes. Organiza todo como si estuvieras en la oficina y haz ajustes si es que necesitas modificar algo durante el día.

MANTÉN EL ORDEN

Tanto física como laboralmente, es importante que respetes los limites que has establecido durante el tiempo que dure el teletrabajo. Mantener un espacio de trabajo ordenado te ayudará a liberar estrés y a generar un ambiente agradable en el que puedes concentrarte y ser más productiv@.

QUÉ NO DEBES HACER

Trabajando desde casa es muy fácil saltarnos nuestras propias reglas, ante todo evita:

  • Trabajar en pijama o desde la cama
  • Saltarte los horarios de comida
  • Seguir trabajando aun cuando el horario de oficina ya terminó
  • Seguir pendiente del móvil fuera del horario laboral
  • Comer en el espacio de trabajo que habilitaste
  • Levantarte tarde
  • Trabajar en un espacio poco propicio para la concentración

 

Entrada original publicada en OrdenStudio.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar